Escuela Meme

Escuela de oficios y cultura

¿Qué es Meme?

Para comprendernos deberíamos exponer en primer lugar, de donde viene el nombre de la Asociación.

Los memes en la teoría de Richard Dawkins, y concretamente en su libro “El gen egoísta”, desarrolla el concepto de memes entendiéndolo como el gen de la cultura, el cual pasa de una persona a otra, de una generación a la siguiente, se muta, se replica, se extiende… De esta manera, los memes serían la unidad del proceso evolutivo cultural.

Es por esto, y adquiriendo esta identidad, que la Asociación Escuela Meme desarrolla un proyecto colectivo, comunitario y en constante proceso creador, con mentes, experiencias y cuerpos, adaptando, mutando y aúnando saberes de todo aquel que desea compartir sus memes.
– ¿Para qué se desarrolla este espacio comunitario?

Como proceso barrial, Benimaclet tiene la suerte y la abundancia de múltiples formas culturales colectivas. Meme surge desde estas actividades sociales y reivindicativas en las cuales están inmersas colegios, asociaciones, comerciantes y vecinos de Benimaclet. Por otro lado, Meme se crea con la intención de dar un quiebre en las intencionalidades educativas en la etapa adulta. Nos encontramos ante el problema laboral vinculado a la incesante demanda de “procesos educativos continuos”, en los que la propia disgregación cultural y conceptual que nos aporta, cría generaciones incapacitadas y obstaculizadas ante el desarrollo cultural. “A mayor número de estudios, mayor sensación de estar incompleto e incapacitado.” Meme, pretende vincular sus saberes a la vida y a los procesos sociales y comunitarios. Meme cree en el valor que tiene el aprendizaje como un acto social que pone a la cultura como objetivo primero en la labor de los oficios.

– Memoria Escuela Meme 2013,2014 y 2015

La Asociación Escuela Meme pretende dotar de un espacio a Valencia, en el barrio de Benimaclet, donde confluyan los memes actuales que se están dando y compartiendo, y los memes que de alguna manera por el flujo e interés de las tecnologías se están viendo olvidados y en el peor de los casos las personas mayores que los poseen no están transmitiéndolos a nadie pereciendo con ellos.

Estamos ante la problemática de un salto y perdida de memes de varias generaciones. Esta situación nos llama la atención a un grupo de personas y decidimos buscar un espacio que refleje la vida de Valencia, la vida trabajadora y que esté vinculada a la cultura de la ciudad. Encontramos una Alquería en el barrio, y optamos por alquilarla, teniendo como intercambio por la reforma inicial, un año de carencia.

El primer año nos centramos en vaciar, acondicionar los accesos, habilitar un baño, comprar una bomba de agua y ponerla en funcionamiento, realizar un mural en la fachada para dar visibilidad al espacio, restaurar la puerta y las vigas de madera, pintar todas las paredes y poner unas ventanas temporales. Por otro lado, empezamos a dar difusión del proyecto que se lanza por diferentes medios como un proyecto que busca ser comunitario y participativo, asambleario y autogestionado.

Se desarrolla un proyecto teórico con una intención definida:

– Dotar al barrio de Benimaclet de un espacio asociativo donde se desarrollen talleres contínuos y/o puntuales de oficios (relacionados con la construcción) y oficios artísticos, unidos por un aula de cultura que acompañada de una persona conocedora de la filosofía desarrolle un proyecto teórico colectivo unificando aquellos conceptos empíricos que convergen de cada uno de los talleres y oficios y por otro lado, dar el valor que corresponde a los saberes que encierran estas labores.

En 2014, Meme se encuentra en mejores condiciones gracias a la labor de los socios y de donaciones materiales particulares, así que se decide por un lado buscar personas que esten interesadas en ofrecer talleres de oficios haciendo un proceso teórico de su saber, y por otro lado ofrecer el espacio para desarrollar talleres relacionados con los oficios, o bien talleres que aporten algo nuevo o traigan consigo una cultura que consideremos vinculante a lo que a meme se refiere. Asimismo buscamos personas que desearan acompañar la clase de cultura de memes acompañada con la filosofía.

En la primavera de 2014 la, organización Citricona, centrada en la Cultura ciclista nos escoge como espacio donde dar acogida durante el fin de semana que harán actividades ciclistas con gente llegada desde toda Europa, para poder dormir y descansar.

A lo largo del año, se imparten los siguientes talleres y actividades:

– Escuela de poesía- Esparto- Día de la salud: Flores de bach, acupuntura y Yoga integral.- Iniciación al dibujo y la pintura- Taller de reforma y rehabilitación- Albañilería- Jornadas de trabajo de reforma.

Se desarrolló un registro de lo realizado en los diferentes talleres con unas intenciones comunes.

No se consiguieron los talleres de oficios planteados inicialmente al no conseguir oficiales que impartieran las clases , ni una persona que se encargara de vincular los talleres en el aula de cultura y filosofía.

En septiembre se abre nuevamente convocatoria de acceso al espacio, manteniendo los anteriormente mencionados y a los que se suman nuevos talleres de oficios y artes. En este momento la Asociación crece en número y capacidad de desarrollo. Los talleristas no solo aportan con su saber a través de sus clases sino que se integran al concepto de la escuela como espacio asociativo y autogestionado aportando su tiempo y esfuerzo en las mejoras de las instalaciones y participando activamente de las decisiones comunes a través de la asamblea.

Los talleres que se desarrollan a finales de 2014 y 2015 son:

– Escuela de Poesía- Esparto- Albañilería- Electricidad- Hilado con rueca- Telar de cintura- Escuela de capoeira- Yoga integral- Escuela de padres- Grabado y estampación- Proyecto de la Asociación Ameba “Temps en femení”- Formación para mediación de grupos.

Cada uno de los talleres elabora una teorización de su actividad teniendo en cuenta unos objetivos comunes decididos en asamblea:

– Visibilizar a través de la pedagogía utilizada en el taller que la Escuela Meme es un espacio educativo que da valor al aprendizaje como un acto social y que desea poner a la cultura como objetivo primero en la labor de los oficios. Comprender que estamos creando entre todos un espacio común sustentandolo, reformandolo y dando sentido a nuestra vida en común como promotores y receptores de cultura colectiva.

– Tratar de compartir y participar en los otros talleres a través de necesidades o intereses que se den en el desarrollo de la actividad. (Ej: participar de la carpintería en el taller de telar elaborando tu propio telar o que mientras se esté en Grabado y estampación se pueda participar de la parte musical-vocal de la capoeira)

– Respeto por el espacio mutuo y los diferentes materiales y trabajos realizados por cada taller.

Durante estos meses se reforma el suelo de la entrada gracias a una donación de parquet y se acondiciona esta sala para talleres durante el invierno y la sala superior, para actividades físicas. Se inicia la reforma de un segundo baño con acceso a minusválidos. Se consigue para el taller de grabado y estampación un contrato de una cesión por tres años de un tórculo de la Galería de Arte ”Oriente Occidente“, con el que se consigue dar continuidad al taller y ampliar su oferta.

Por otro lado, recibimos una donación de herramientas de carpintería de un vecino carpintero jubilado.

Se vinculan a la Escuela las Asociaciones Espacio Crisol dedicada a la vinculación de proyectos de participación social, educativa y de permacultura,y la Recovera, dedicada esta última a impulsar la soberanía alimentaria y al reparto de verdura ecológica de Vicent Martí.

Un socio de Meme, alquila la casa anexa a la alquería donde se sitúa la Asociación y cede un espacio como almacén de herramientas, lugar donde desarrollar talleres como electricidad, soldadura y carpintería además de contar con una colección expuesta de herramientas y útiles de la huerta.

En junio de 2015 se abre nuevamente convocatoria de talleres momento en el que se apuntan 30 talleristas para ofertar gran variedad de oficios , de los cuales entre septiembre y octubre se ponen en marcha los siguientes:

– Escuela de poesía- Yoga integral, conciencia corporal- Carpintería- Albañilería- Electricidad- Grabado y estampación (Taller Imago)- Experimentación Plástica (Espacio Otro) -Bordado ruso-Creación audiovisual- Cine documental- Capoeira- Esparto-Soldadura- Iniciación al huerto ecológico- Escritura creativa-Forró-Meditación y relajación a través de la música- Grupo de Meditación “La matinera”.

En julio de 2015, a partir del cambio de gobierno, la asociacion decide ponerse en contacto con el Ayuntamiento de Valencia, buscando en ellos apoyo para realizar mejoras en la infraestructura de la Alquería puesto que es un espacio de Patrimonio Histórico de la huerta Valenciana. Recibimos respuesta, en Agosto de 2015, de las Concejalías de Cultura, Patrimonio y Educación. Siendo la de Educación la que considera que puede ver nuestras necesidades y plantear algún tipo de colaboración.

A lo largo de estos meses aumenta el número de socios activos en las asambleas y asimismo el reparto de tareas de la Asociación. De esta manera, se da la posibilidad a ampliar las miras. Nos ponemos en contacto con la Universidad de Valencia, concretamente con la Universidad de Educación Social planteando la Asociación como lugar de prácticas de los alumnos de este grado. Actualmente hemos conseguido vincularnos al Máster en Acción Social y Educativa y iniciando el proceso de prácticas en Enero de 2016 .

En otoño, dos socios proponen iniciar un taller de informática centrado en el software libre habilitando también un espacio en la Escuela con ordenadores para uso de los socios y ofrecer el espacio para que otras personas aporten sus conocimientos relacionados con el software libre a través de cursos intensivos o puntuales de fin de semana.

Se propuso realizar un taller de montaje y uso de impresoras 3D, el cual nos abría como espacio muchas posibilidades pero no se accionó por falta de personas que pudieran costearlo, ya que aunque al finalizar el taller obtenías tu propia impresora 3D, las personas interesadas no disponían de los medios económicos.

El espacio de la Asociación sigue siendo utilizado por diferentes grupos para ofrecer y recibir sus formaciones internas como asociaciones, entre ellos el CSO L’horta de Benimaclet, y el grupo de Teatro del Oprimido de Valencia.

Como cierre de año, la sensación es positiva dado que el espacio cumple su tercer año tras la primera jornada de trabajo en 2013. El proceso de la Asociación aunque pausado confluye con cada persona que lo habita y se mantiene en la convicción de que el trabajo comunitario vinculado a los oficios favorece a la posibilidad en el que no hay nadie imprescindible en el proyecto mientras todas las personas que lo formamos seamos conocedoras del trabajo que hay/queremos por hacer…

– Asamblea y grupo de trabajo interno de la Asociación.

La Asociación Escuela Meme trabaja de manera horizontal cada una de sus acciones a través de la Asamblea mensual a la que están convocadas todas aquellas personas que participan del espacio independientemente de su uso. Las asambleas se aumentan o reducen en dependencia de las necesidades de cada momento.

Se optó por un modelo de trabajo colectivo dividido en “comisiones de trabajo”, entre los cuales tenemos:

-Difusión- Tesorería- Secretaría- Vinculación externa y creación de proyectos- Comité de bienvenida- Creación de eventos y recaudación- Reforma y rehabilitación.

Cada persona que acude a la asamblea puede sumarse a cualquiera de las comisiones citadas o simplemente participar de las asambleas y jornadas de trabajo por la reforma de la Alquería.

En cada Asamblea, cada comisión informa del trabajo que está realizando y en el caso que haya que tomar decisiones, se plantean y se decide entre los socios que asisten a la Asamblea.

– Proyectos de Oficios y Talleres.

Los talleristas de cada uno de los oficios y actividades que se desarrollan en la Asociación, presentan y comparten para el proyecto común de la Escuela un breve proyecto en el que especifican la metodología, las intenciones y objetivos de su labor, para que tengamos una visión global de los memes que se comparten en el espacio y así cualquiera de los otros talleristas, aunque no coincidan en horario con los otros, puedan colaborar o participar de forma individual o con su grupo de taller en otro de los oficios y nutrirse unos a otros de sus saberes y experiencias.

El método de enseñanza de los oficios es un método de taller practico teórico basados en la experiencia del profesional y en la experiencia dada en el devenir de las clases junto con los/as participantes. Se desarrolla con el fin de que aprendamos a llevar a cabo la labor y saber desenvolvernos en ella, conocer el sentido, el valor y la historia del oficio y dar a conocer la verdadera actitud de alquimia del oficio.

Los talleres los definimos en dos modalidades:

Por un lado están los talleres continuos: Talleres que se dan semanalmente y tienen ingresos con cuota de socio por parte tanto del tallerista como de los participantes. Por estos talleres, la Asociación trata de mejorar gradualmente y en la medida de lo posible (económica y humanamente) sus medios, espacios, mobiliario mediante las jornadas de trabajo o vinculando estos talleres a espacios o personas que puedan realizar donaciones o cesiones temporales, o bien obteniendo objetos o materiales necesarios para el desarrollo del mismo a través de la economía de la Asociación. Una de las pautas de la Escuela, es que dado que nuestra economía parte de 0, los talleristas deben favorecer que sus talleres puedan iniciarse con el mínimo de materiales para que poco a poco mejoren gracias al trabajo común. No somos partidarios (ni tenemos los medios) de crear espacios para talleres que tal vez pasado un tiempo no funcionen o no cuajen en el proyecto de la Escuela, creemos en el trabajo común y en la sensación de familiaridad que genera crear colectivamente tu propia escuela.

Por otro lado, están los talleres puntuales: Talleres que se dan un día puntual o un fin de semana, talleres que tienen una duración determinada y en los que se estipula una aportación concreta por parte del tallerista y de los participantes. En algunos casos y por la brevedad del mismo, se propone una aportación voluntaria, tal y como lo proponga el tallerista siendo una aportación individual en dependencia de las posibilidades, o grupal.

Uno de los objetivos a largo plazo de la Escuela, es crear un Aula de cultura en la que se encuentren tanto los talleristas de los oficios como los participantes de todos los talleres y donde nos detengamos a comprender los conceptos que son comunes y los que difieren. De donde vienen nuestros conocimientos y donde podamos observar y debatir sobre nuestra cultura y la cultura que creamos con nuestros trabajos y labores. José Ortega y Gasset, decía que “El trabajador necesita tener conciencia viva del sentido de su labor. He aquí el valor ético de la pedagogía social: si todo individuo social ha de ser trabajador de la cultura, todo trabajador tiene derecho a que se le dote de la conciencia cultural.” Para nosotros es fundamental que el creador de cultura, que lo somos todos independientemente de aquello que desarrollemos, sea consciente del valor que tiene aquello que hace, consume o demanda, y sea capaz a través de a concientización de crear nexos comunes y espacios de encuentro.

Y es por esto, que aún siendo por separado los talleres de oficios de este Aula de cultura, tienen tan amplia conexión, no son una sin la otra para comprender la transcendencia que aportan. El aula de cultura sería un taller teórico práctico donde transitar el proceso histórico del saber y detenernos a comprenderlo, darnos cabida en la asimilación de los conocimientos culturales que consideremos oportunos y generar en conjunto cultura que corresponda al momento.

El acceso al espacio de talleres de oficios y al Aula de cultura es independiente de la formación y práctica realizadas anteriormente, y en efecto, abierto a las personas que presenten deseos de formación y conocimientos compartidos.

En este texto, no hacemos figurar estos proyectos y programas individuales, pues cualquier información sobre los mismos se pueden encontrar en nuestra web www.escuelameme.com y en el caso de necesitar mayor información se puede contactar a través de la misma con cualquiera de los talleristas que los imparten. A su vez, otro motivo es el constante cambio que hasta el momento manejamos de los talleres que anualmente se imparten, y si los incluyéramos deberíamos modificar este documento trimestralmente.

– Características del espacio como Patrimonio histórico.

La Alquería en la que se encuentra la Asociación, fue la antigua lechería del pueblo de Benimaclet,perteneciente a las Alquerías de la Familia Serra que estaban distribuidas en diferentes lugares cerca del pueblo de Benimaclet, como la situada junto al cementerio. En ella vivían vacas y toros, y reflejo de esta vida son las arandelas ubicadas alrededor de todas las paredes de los bebederos que rodean el espacio en el cual hoy está destinado a la sala de talleres.

La Alquería se encuentra junto al antiguo camino de Benimaclet, y pertenece a la última agrupación de casas de huerta que quedan en el barrio.

La alquería tiene una particularidad más, y es que se encuentra por el crecimiento del barrio rodeada por un colegio y sus instalaciones deportivas que han ido ampliándose a lo largo de la última década. Este terreno, en el que está nuestra alquería y otras dos más anexas a Meme, se encuentran en una situación compleja dado que si el colegio que las envuelve deseara ampliarse todavía más, sería en este terreno sobre el que se haría la construcción, perdiendo sus dueños sus casas y por otro lado, el barrio y Valencia un espacio de patrimonio histórico de la vida de la huerta y ganadería Valenciana.

Otro concepto que pensamos que también es patrimonio, es el concepto de cultura que comparte la sociedad en la que vivimos. Plantear un espacio donde partiendo de este concepto de cultura patrimonial, convivan los talleres de oficios y artes visibilizando el entramado cultural que llevan consigo y habitualmente quedan en el olvido. Pretender una cultura que desmenuzada mediante la filosofía genera un concepto común y vinculante.

Meme tiene como objetivo a largo plazo, provocar un Aula de cultura en el que como proyecto, comprende la filosofía como un valor unificador y crítico de la cultura, un valor que promueve y confiriere un sentido práctico y humano de la vida. De esta manera el Aula de oficios y cultura representa la unión entre la filosofía entendida como cultura de vida en la historia general del saber y el saber práctico que confiere la experimentación, la praxis de la vida misma tanto en el medio individual como en el colectivo.

El aula tiene la mira de quien busca crear un cambio necesario, crear un aula en la medida del tiempo actual. Una respuesta hacia la experiencia personal e institucional. La función del Aula es poder compartir, replantear los conocimientos y/o los medios, tanto el del aspecto práctico como el del desarrollo intelectual y cultural que conforman al individuo y la capacidad de este de intervenir en ella.

Crear espacios de pensamiento y reflexión conjunta a través de los oficios y las artes, que dinamizan nuestra sociedad sin admitir saltos o ausencias de memes generacionales.

Es fundamental que el tiempo dedicado al saber tenga propiedades de movimiento, creando espacios donde las actividades que se desarrollan favorezcan un pensamiento más fecundo, para acceder a la comprensión del hombre y de la/su historia.

– Financiación

La Asociación Escuela Meme, es un espacio desde sus inicios en 2013, autogestionado y que trabaja con una economía que parte del cero y se desarrolla en los más bajos presupuestos, promoviendo el desarrollo del mismo a través y gracias a donaciones de vecinos o entidades. El espacio comprende que las personas que participan de el aportan para el sustento del mismo una mensualidad ajustada a la realidad que vivimos, y siempre y cuando sea oportuno, a la realidad individual de cada persona. De esta aportación mensual, en calidad de socio, se mantiene el alquiler del espacio, el pago de los suministros y se destina parte de este dinero al mantenimiento del espacio, materiales para las jornadas de trabajo y mejora de la Alquería, o bien para materiales puntuales que necesitan los talleristas para el desarrollo de sus actividades.

La Asociación gracias a la persona encargada de Tesorería, mantiene al día su libro de cuentas visibles y accesibles a cualquiera de las personas que desee revisarlas, y dispone de una persona que plantea cuales son las posibilidades de compra o inversiones de materiales para el espacio. Se realiza anualmente en la Asamblea anual de socios, una revisión conjunta de la economía para reconocer la realidad de la Asociación.

– Vinculación a la Universidad de Valencia.

En 2015 nos ponemos en contacto con la Universidad de Valencia, en concreto con la Facultad de Educación Social, para ofrecernos como espacio de prácticas de los estudiantes del Grado de Educación Social. De momento, quedamos propuestos para el próximo curso 2016, pues hemos contactado estando fuera de plazo, pero conseguimos vincularnos al Máster en Acción Social y Educativa para poder ecibir practicantes a partir de enero de 2016.

A fecha de enero de 2016, iniciamos el seguimiento de prácticas de un alumno del Máster que está interesado en la Escuela Meme.

Para nosotros este es un precedente, que podría ampliarse, siempre que mejoren nuestras instalaciones, a otras Facultades y/o Másters.

– Necesidades en cuanto a la infraestructura.

Dado que la Alquería estaba en muy mal estado en el momento en el que la alquilamos, y aunque hemos realizado muchas mejoras y reformas en ella, tenemos dos impedimentos importantes a la hora de ampliar la oferta en la Asociación. Uno es el techo, que es de uralita y en algunas partes se encuentra en mal estado o con espacios huecos. Este tipo de techo, por normativa, no es posible manipularlo, con lo que necesitamos que una empresa especializada lo haga. Nosotros no disponemos de los medios económicos para poder costear esta obra, así como tampoco lo podemos hacer en nuestro segundo frente abierto que es la fachada y el recinto que lo rodea que da acceso a la escuela, pues también se encuentra en situación de abandono.

Es por esto, que la Asociación se pone en contacto con el Ayuntamiento de Valencia, buscando algún tipo de aportación humana que pueda mejorar las instalaciones.

– Propuestas y proyectos:

Es relevante para esta Asociación, así como para tantas otras del barrio de Benimaclet, la participación en el trabajo comunitario y de concientización, pues desde la Escuela Meme, en tanto aumente su forma y sus proyectos, se destinarán tiempos de redes barriales, y acciones participativas conjuntas que generen dilemas en las prácticas de las relaciones humanas, planteando acciones que supongan unir los esfuerzos, colaborar y aproximar a las personas mediante el trabajo en común efectuado con vistas a una progresiva liberación y elevación de la sociedad, superando las relaciones y las diversas vías de actuación.

Es por esto que pensamos que se podrían plantear, hacia varias vías de actuación, diversos proyectos conjuntos de intervención social, como por ejemplo:

1- Ciudad de niños

Proponernos iniciar un Espacio de ciudad de niños en el barrio de Benimaclet, que favorece la observación del entorno y los medios para poder mejorarlo, y haciendo una ciudad en la que los niños y niñas puedan disfrutarla libres de peligros, teniendo en cuenta que una ciudad apta para los niños lo es para todas las diversidades.

Marcando como principales objetivos en el planteamiento de cambio de ciudad:

– Dar la palabra a los niños, mediante la creación de un Consejo de Niños, que sean escuchados y tenidos en cuenta en la Administración.

– Que los niños puedan salir solos de casa, como objetivo principal. Que puedan recorrer las calles solos, vivir experiencias propias, para lo que es fundamental renegociar la relación de poder entre el coche y el ciudadano; que los niños vuelvan a “ser de todos”, cuando el vecindario tenía siempre un ojo atento a los niños en el barrio y había una especie de responsabilidad (o solidaridad) social que además se transmitía a los mismos niños.

– Repensar la ciudad, para hacerla adecuada a los niños, no solo realizando estudios de la movilidad privilegiando recorridos peatonales, lo que enlazaría con el objetivo anterior, sino que además habría que pensar en los niños en los edificios públicos, en los hoteles y en los restaurantes, donde los niños son obligados a estar quietos y portarse “bien” esperando a que los adultos terminen; estudiar la manera de mejorar los anodinos parques infantiles, diseñados de espaldas a la diversión y la experiencia del niño, siempre en la búsqueda de esa falsa sensación de “seguridad”; que las opiniones de los niños sean tenidas en cuenta para el planeamiento urbanístico de la ciudad, enlazando con el primer objetivo, debería ser parte fundamental para alcanzar este objetivo

Un proyecto como este concierne a todas aquellas asociaciones, escuelas, institutos, organizaciones y padres y madres del barrio, así como a Bienestar Social y merece la pena que sean los niños los que aunen estos esfuerzos e intenciones mutuas.

2- Conexión y trabajo conjunto con el SERVEF

Conectar un espacio autogestionado de Oficios y Artes a un Servicio Municipal, no dudamos que es tarea ardua, pero pensamos que se podían gestar las intenciones y los medios para vincular este tipo de Servicios para ampliarlos y nutrirlos.

La Escuela Meme, en tanto mejore sus instalaciones, podría cumplir una función de ampliar la oferta de opciones de formación sociolaboral y cultural del SERVEF. Siendo un modo de aprender nuevos oficios o ampliar conocimientos , favoreciendo que proyectos que priman los saberes populares de la Comunidad Valenciana, (como la cestería, esparto, hilado con rueca, cerámica…) puedan aportar estos talleres a las personas desempleadas que deseen recibir estos conocimientos.

3- Red comunitaria junto con Bienestar social y todas las entidades barriales.

Benimaclet es un barrio íntimamente social, con pensamiento y miras colectivas, donde habitan y coexisten diversas entidades formadas por escuelas, padres y madres, comerciantes, asociaciones y organizaciones que trabajan desde hace muchos años por la mejora de bienestar social en el barrio. Es por esto, que es totalmente viable crear un espacio de trabajo conjunto y vinculado a la Conselleria de Bienestar Social de Valencia, creando redes que favorezcan la mejoría de calidad de vida de las distintas realidades que cohabitamos el barrio.

Pensamos que hay diversas situaciones que están viendose desatendidas, y es importante en primer lugar que se visibilicen para poder trabajar sobre ellas con todos los medios posibles.

Crear un banco del tiempo favorece que personas que necesitan ayudas o colaboraciones puntuales en sus situaciones de vida pueden ser de gran ayuda sin mediar con lo económico.

Promover el comercio de proximidad vinculando este a la red barrial que atiende al conocimiento y al compromiso del vecindario con las situaciones que nos envuelven día a día.

4- Elaboración de proyecto de rehabilitación de Alquerías de la ciudad de Valencia.

Como punto de partida, la rehabilitación realizada en la Escuela Meme en Benimaclet es un precedente para lo que podría darse en el resto de Alquerías de Valencia proponiendonos como objetivo visibilizar el patrimonio historico de la ciudad. Este propósito es vinculante al proyecto de mediación con el SERVEF, donde personas que aprenden un oficio, ya no solo participan de un taller donde aprender una serie de conocimientos que les permitan abrir sus posibilidades de encontrar empleo, sino que pueden participar en las prácticas del mismo taller realizando las mejoras de las Alquerías de Valencia, como proyecto colectivo y de estima por nuestro patrimonio. No solo se podría conseguir a través de convenios con el SERVEF, sino a través de entidades como el IVAJ a través de Campos de trabajo de Verano en la que personas de toda Europa podrían participar de la rehabilitación como lo han sido “Banys de la Reina” en Calpe con su yacimiento arqueológico por más de 5 años.